Galería

El Gobierno local lamenta que la única aspiración del BNG sea convertirse cuatro años más en palmero del PSOE e intente de nuevo silenciar el caso Someso

El Gobierno municipal lamenta una vez más que el BNG utilice todo tipo de excusas para no asumir sus responsabilidades en el caso Someso y ahora haya renunciado a secundar la demanda presentada por el Ayuntamiento ante el Tribunal de Cuentas porque su verdadera intención es convertirse en un palmero del PSOE y, así, no molestar lo más mínimo a posibles compinches en sus aspiraciones de reeditar un gobierno en coalición como el de 2007-2011, una etapa en la que se generó un enorme agujero económico para las arcas locales por una nefasta política urbanística.

El actual equipo de gobierno ha sido el único que ha puesto luz sobre el caso Someso, haciéndose además cargo de las millonarias indemnizaciones provocadas por el desarrollo de este polígono por parte del PSOE y que encontró en el BNG, durante los cuatro años del bipartito, en el palmero perfecto para tapar esta desfeita urbanística que todavía ahora están pagando todos los coruñeses de su bolsillo.

Desde el primer minuto de este mandato, el Gobierno local ha tratado todas las chapuzas urbanísticas heredadas con el único objetivo de preservar los intereses de los coruñeses para que no pagasen los platos rotos de la desidia de anteriores responsables municipales. Además de pagar las millonarias indemnizaciones, el actual ejecutivo es el único que ha investigado el desarrollo urbanístico en Someso hasta el más mínimo detalle, elaborando un informe independiente y exhaustivo que remitió a los tribunales.

Esta gestión transparente y pensando solo en el interés general de los ciudadanos contrasta con la que siguió el BNG durante la etapa del bipartito, cuando no hizo nada durante sus cuatro años de gobierno con el PSOE.

Esta nueva decisión de los nacionalistas se enmarca dentro de una estrategia de márketing político para preparar un pacto de posibles perdedores tras las elecciones municipales de mayo. El BNG amagó durante estos cuatro años, cuando está en la oposición, con tirar de la manta y, ahora, a menos de dos meses para las elecciones, se retira en el último minuto para no molestar a sus compinches del PSOE y no perjudicar a un posible socio en un futuro gobierno en María Pita. En definitiva, las aspiraciones partidistas del BNG apuntan a que su intención es estar otros cuatro años en silencio, como ya hizo en el anterior mandato municipal, renunciando una vez más a defender el interés general de los ciudadanos, como sí está haciendo este equipo de gobierno.

Este giro radical e incomprensible del BNG hace pensar que se trata de una operación de maquillaje como consecuencia de un nuevo preacuerdo electoral. Además, el Gobierno municipal lamenta que el BNG utilice como excusa el pleno celebrado ayer para argumentar su posición, pues en realidad el plazo para esta causa ante el Tribunal de Cuentas expiró el 19 de marzo, por lo que este anuncio de los nacionalistas nace de una decisión ya tomada mucho antes de la celebración de la sesión plenaria.

Anuncios
de boletincoruna Publicado en Noticias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s